La calidad del aire interior es un reto que cada vez más preocupa a cada uno de nosotros. El vínculo que existe entre el aire que respiramos a diario y sus impactos en nuestra salud ahora es tangible y comprobado.

¿Cómo pues vigilar y mejorar esta Calidad del Aire Interior en las oficinas y los espacios de trabajo, en los que pasamos, en promedio, un tercio del día?

El aire está mucho más contaminado dentro que fuera

Respiramos en promedio 15 000 litros de aire por día, y pasamos un 90% del tiempo dentro, entre la oficina, los transportes y el domicilio. Según la Organización Mundial de la Salud, el aire interior está hasta ocho veces más contaminado que fuera.

Estos datos se explican por la falta de aeración regular que provoca una mayor concentración de los contaminantes.

Según un estudio de la Universidad de Purdue de 2019, esta tasa es aún más elevada para los empleados de oficina que trabajan en open space. Se enfrentarían a un aire interior 10 a 20 veces más contaminado que fuera.

Los empleados que trabajan en oficinas open space se enfrentan a una mayor contaminación del aire interior

¿Cuál reglamentación sobre la Calidad del Aire Interior en oficinas?

El articulo R. 4222-6 del Código de Trabajo francés obliga a los empleadores controlar la calidad del aire interior en las oficinas, según las siguientes disposiciones:

  • Mantener un volumen de aire mínimo,
  • Asegurar un límite de renovación del aire (caudal de aire mínimo) de 25m3/hora/ocupante.

El articulo divide las instalaciones de empresas en tres categorías, cuyas medidas son distintas:

  1. Instalaciones dichas con contaminación no especifica, es decir los locales donde la contaminación del aire solo se debe a la presencia humana,
  2. Instalaciones sanitarias,
  3. Instalaciones con contaminación interior específica, en los cuales el aire puede ser contaminado por sustancias molestas o peligrosas para la salud, en distintas formas (gases, vapor, aerosoles solidos o líquidos).

Las oficinas y espacios de trabajo se consideran como instalaciones con contaminación no especifica. La ley les impone que se equipen con un sistema de ventilación, manual o mecánico, de manera continua.

Respecto al polvo, la ley establece el límite máximo de inhalación por persona a 10mg por m3 de aire, para una jornada laboral media (8h). Este valor es de 5mg/m3 para el polvo que puede entrar en las vías pulmonarias, hasta alcanzar los alveolos.

Además, organismos tales como la OMS, la Agencia Nacional francesa de Seguridad Sanitaria de la Alimentación, del Medio Ambiente y del Trabajo o el Alto Consejo francés de Salud Pública dan recomendaciones (llamadas valores guías) con limites que hace falta respetar por categoría de contaminante. Por fin, en el contexto actual de crisis sanitaria del virus responsable de la Covid-19, un protocolo nacional fue establecido desde septiembre de 2020, imponiendo aún más directivas sobre la calidad del aire en las empresas.

¿Cuáles son los diferentes contaminantes que se pueden encontrar en una empresa?

Los contaminantes del aire pueden clasificarse en tres familias: partículas, compuestos orgánicos volátiles (COV) y microorganismos (virus y bacterias). Más información en este artículo.

En las empresas, los contaminantes que se encuentran principalmente son estos:

  • Partículas: polvo (que puede ser desplazado por los sistemas de ventilación, la calefacción y el aire acondicionado), polen, pelo, etc.
  • COV y gases: son emitidos por los materiales que se utilizaron para la construcción del edificio. En efecto, éstos pueden contaminar el aire durante muchos años después de su instalación, en particular el formaldehído y el benceno.

El mobiliario y material de oficina también son una fuente de emisiones de COV, especialmente las tintas de impresora (hidrocarburos), o los aparatos de combustión (calderas, etc.). Por último, los mismos empleados pueden ser fuente de ciertos COV, debido a sus hábitos de visa, como el uso de perfumes, cosméticos o productos de cuidado.

Si las zonas para fumadores se encuentran cerca de ventanas o puertas, las partículas de humo pueden llegar fácilmente al aire ambiente, al igual que la presencia de fragancias en las habitaciones puede provocar el aumento de la contaminación del aire.

  • Microorganismos: Los agentes patógenos en las instalaciones de la empresa pueden ser debidos a una humedad alta o a un empleado enfermo.
Los mismos empleados pueden causar ciertos contaminantes atmosféricos 

Por último, varias fuentes de contaminación también pueden proceder del aire exterior, ya que el aire entra en el edificio cuando se abren las ventanas, por ejemplo. Dependiendo del entorno en el que se encuentren las instalaciones de una empresa, el aire exterior puede estar más o menos cargado con contaminantes atmosféricos. Estará mucho más contaminado si se ubican cerca de una zona industrial o agrícola, un aeropuerto, grandes ejes de tráfico, obras de construcción, etc.

El problema de los espacios de trabajo compartidos (coworking u open space) o de las salas de reunión y otras zonas comunes es el siguiente: cuanto mayor es la concentración humana (número de individuos), mayor es la de contaminantes y CO2 en el aire también.

¿Cómo medir la calidad del aire en las oficinas?

Para conocer en tiempo real el índice de Calidad del Aire Interior, en particular la concentración de dióxido de carbono CO2 y/o de contaminantes en el aire interior de una habitación, y así asegurarse de que se respeten estos índices, existen dispositivos de medición.

¿Cuáles son las repercusiones de una mala calidad del aire en una empresa?

Una mala calidad del aire interior en oficinas y open space provocará problemas, tanto para la salud de los empleados como para las empresas, a nivel económico.

Un aire contaminado puede presentar riesgos para la salud de los empleados. Los más frecuentes serán dificultades de concentración, cansancio, dolores de cabeza, pero también el aumento de la sequedad de las mucosas y la irritación de las vías respiratorias.

La mala calidad del aire interior provoca dificultades de concentración y dolores de cabeza

Además, para las personas sensibles, una mala calidad del aire interior incluso podría llegar a provocar patologías alérgicas, respiratorias, oculares o reumatológicas.

La importancia del tríptico airear, ventilar, purificar

La aireación (también llamada ventilación manual) tiene muchas ventajas. Permite renovar el aire y diluir la concentración de ciertos contaminantes, en particular químicos, en el aire interior.

Sin embargo, airear para renovar el aire no siempre es posible en las empresas, dado que algunas oficinas no tienen ventanas, o éstas están bloqueadas para respetar las normas térmicas, de ahorro energético y de seguridad. Es el caso de los edificios de oficinas.

En cuanto a la evaluación de los medios de ventilación, la mayoría de los edificios están equipados con un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC), ya sea de flujo simple o doble. Este sistema extrae el aire interior para soltarlo al exterior, al tiempo que se introduce aire fresco del exterior dentro de la habitación.

Las ventajas principales de la ventilación son la dilución de los contaminantes, la reducción del nivel de humedad del espacio y la reducción de la concentración de CO2.

Los sistemas de ventilación que se encuentran en las empresas tienen ventajas, pero también algunas desventajas

Sin embargo, hace falta destacar algunos inconvenientes relativos a la acción de la ventilación mecánica:

  • Aunque su eficacia de renovación aumenta con la velocidad, un caudal elevado supondrá un consumo de energía alto. Lo mismo ocurre si el aire entrante es más frío, y el sistema de calefacción tiene que compensar la diferencia de temperatura, calentando más,
  • Como el sistema de ventilación suele estar colocado en el techo de los edificios, no es muy eficaz contra las partículas. De hecho, aunque algunos de ellas están en suspensión en el aire, la mayoría se encuentran en niveles más cercanos al suelo. Muy pocos VMC están equipadas con un filtro de partículas. Además, no tienen ninguna acción contra los virus y las bacterias.

En cuanto a los sistemas de calefacción y/o de aire acondicionado, que proporcionan un confort térmico a los empleados, éstos pueden sin embargo constituir un problema en cuanto a la calidad del aire y provocar el aumento del nivel de contaminación en los espacios de trabajo.

En el caso del aire acondicionado, también puede provocar la volatilidad de los contaminantes (polvo, polen). Además, el aire frío hace que las partículas virales sean más persistentes en el aire.

En resumen, un buen sistema de ventilación es por tanto esencial en el lugar de trabajo, ya que reduce el nivel de CO2 en el aire interior y diluye los contaminantes. Sin embargo, no los elimina. Por ello, la purificación del aire es una solución complementaria que permite completar el tríptico: airear, ventilar, purificar.

¿Cómo ayuda el purificador de aire profesional a sanear el aire interior?

El purificador de aire profesional resuelve los diversos problemas relacionados con la ventilación. La VMC, en el momento de su instalación, se ajusta para renovar el aire en función del número de personas que están generalmente presentes en una habitación, con el objetivo de mantener un límite conforme a la normativa.

Sin embargo, en las salas de reuniones, por ejemplo, o en los espacios más frecuentados (tales como la recepción, la sala de descanso, el comedor, etc.), este número puede aumentar muy rápido y superar la capacidad prevista inicialmente.

La acción del sistema de ventilación será entonces insuficiente, a diferencia de un purificador de aire profesional como EOLIS Air Manager, que adapta su velocidad de funcionamiento de manera automática en función del nivel de contaminación del aire interior, independientemente del número de personas presentes en el mismo espacio.

Además, gracias a sus sensores inteligentes, EOLIS Air Manager también mide y muestra en su pantalla los niveles de COV y micropartículas PM2,5, lo que le permite a usted controlar la calidad del aire.

La pantalla interactiva de EOLIS Air Manager indica el nivel de contaminación del aire interior en tiempo real

Por otra parte, un purificador de aire profesional no tendrá ningún impacto en la temperatura o el nivel de humedad de una habitación. A diferencia de la calefacción y el aire acondicionado que, al secar el aire, pueden ocasionar molestias para sus ocupantes (sequedad de mucosas, ojos).

¿Cuáles son las ventajas de un purificador de aire profesional en una empresa?

Para los empleados, trabajar en un entorno en el que el aire es puro contribuye a mejorar su calidad de vida en el trabajo (CVT), al tener un impacto directo en su comodidad y bienestar en la empresa. De hecho, se beneficiarán de una mejor concentración y, por tanto, serán más productivos, lo que tendrá como efecto la reducción de las bajas por enfermedad.

El estudio del REHVA, Guidebook: Indoor Climate and Productivity in Offices, afirma que las bajas por enfermedad de corta duración se reducen en un 10% cuando los contaminantes se reducen por la mitad. Además, una mejor calidad del aire conlleva un aumento del 11% de la productividad en el trabajo, según el Ministerio de Sanidad y Solidaridad.

EOLIS Air Manager se integra discretamente en las instalaciones de las empresas

Equipar su empresa con purificadores de aire profesionales también puede ser una parte integral del enfoque de RSE del empresario. Un aire puro tendrá un impacto directo en la satisfacción de los empleados.

EOLIS Air Manager se inscribe plenamente en esta lógica, ya que está diseñado de forma ecológica, hecho al 100% en Francia y se ha demostrado su inocuidad.

Un elemento adicional de seguridad sanitaria durante la crisis de la Covid-19

Desde el inicio de la pandemia de la Covid-19, las cuestiones relativas a la calidad del aire han tomado mucha importancia (diagnóstico o control de la calidad de aire interior. Se han convertido en una de las principales preocupaciones de los empleados y de los empresarios en el contexto de la continuidad de la actividad.

Algunas profesiones requieren estar físicamente presente en el lugar de trabajo, ya que sólo se puede teletrabajar a tiempo parcial o, en algunos casos, no se puede. Puede ser el caso, por ejemplo, de las profesiones en producción, técnica, ventas, contabilidad, la gestión, etc.

Es imperativo respetar los gestos barrera para limitar la propagación del SARS-CoV-2

Realizó una encuesta el Instituto Pasteur sobre los principales lugares de contaminación por el virus SARS-CoV-2. Revela que en el caso de las contaminaciones fuera del hogar (es decir, el 65% de las contaminaciones cuando se conoce la persona de origen), el 29% ocurre en la empresa. La encuesta también especifica que las oficinas compartidas desempeñan un papel fundamental en las contaminaciones en el entorno profesional.

Un purificador de aire profesional protegerá la salud de sus equipos, así como la de sus posibles visitantes (socios, proveedores, clientes, entrevistas).

EOLIS Air Manager es el único purificador de aire profesional que ha sido probado y ha demostrado su eficacia contra el coronavirus en un 99,6%. Estos resultados han sido obtenidos en laboratorio, gracias a su filtro HEPA de grado médico, desarrollado para purificar el aire en cualquier entorno (probado por un laboratorio francés independiente).

Eficacia de nuestros purificadores de aire EOLIS Air Manager contra los coronavirus
EOLIS Air Manager es eficaz al 99,6 % contra los coronavirus

Además de aplicar los gestos barrera (uso de mascarilla, distanciamiento físico, lavado regular de manos), EOLIS Air Manager reduce la propagación del virus en el aire, capturándolo y destruyéndolo gracias a su sistema de filtración exclusivo.

Así permite responder a las preocupaciones de los empleados, que temen contagiarse en su lugar de trabajo, pero también que llevárselo a casa.

Equiparse con EOLIS Air Manager es una inversión duradera, que le permitirá plantearse con serenidad el plan de continuidad de la actividad, así como el regreso de su personal a la empresa.